2021; un año clave para la rehabilitación de viviendas con fachadas ventiladas

Como ya sabemos la pandemia ha afectado a todos los niveles económicos y sociales. 2020 ha sido un año muy complejo también en la actividad constructiva que, sin embargo, el sector ha sabido superar con nota. Se ha combatido con compromiso y esfuerzo las dificultades que el coronavirus y sus consecuencias han supuesto en la ejecución de proyectos. Ahora, todos esperamos la llegada del 2021 el que llegue la normalidad tan deseada y el impulso de todos los proyectos. En este proceso de recuperación, la rehabilitación residencial con fachadas ventiladas sigue en auge y el año que ahora vamos a comenzar será un ejercicio clave para seguir apostando por la mejora de la eficiencia energética de los edificios. El futuro “verde” de las ciudades pasa por contar con edificios cada vez más eficientes que aporten el confort deseado logrando el mínimo consumo energético.

En este proceso imparable las administraciones locales, autonómicas y el Estado están impulsando iniciativas para que la transición energética y la mejora medioambiental sean ejes principales de la recuperación económica tras la pandemia. En este aspecto recientemente el Gobierno de España ha aprobado el Real Decreto 1084/2020, de 9 de diciembre por el que se modifica y mejora el Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y la Orden TMA/378/2020, de 30 de abril.

rehabiliacion_viviendas

Alquiler y rehabilitación; objetivos prioritarios

El fomento del alquiler (como forma más fácil de acceso a la vivienda) y la rehabilitación se convierten en ejes de actuación que una decisión que implica que las ayudas vigentes se extienden hasta el 31 de diciembre de 2022, prolongándose además el acuerdo con las Comunidades Autónomas para ampliar el parque público de viviendas y regulándose el procedimiento de verificación de los préstamos ICO para el pago del alquiler. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, subrayó que el objetivo es “mejorar, agilizar y dar una mayor cobertura al plan, que fomenta el alquiler y la rehabilitación con carácter prioritario“.

Respecto a la rehabilitación de viviendas se producen mejoras respecto al Plan de Vivienda 2013-2016 que en su días se prorrogó hasta 2017 y que ahora sigue impulsándose. En este sentido la Administración central quiere facilitar los mecanismos que faciliten préstamos financieros a la a la rehabilitación, regeneración y renovación urbana o rural. Incluso se abre la puerta a la posible concesión de ayudas a la rehabilitación de viviendas unifamiliares, tanto en el ámbito urbano como rural o a la mejora de una vivienda dentro de un edificio de forma individual.

Las circunstancias excepcionales derivadas de la crisis económica y social provocada por la pandemia del COVID-19 hacen recomendable, en opinión del Gobierno, facilitar y flexibilizar en lo posible la gestión del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 para que las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla, que son las competentes para su gestión, puedan optimizar los recursos disponibles.

rehabilitacion edificios


Se reduce la exigencia del plazo de antigüedad (de 1981 a 1996)

Se pone en marcha un Programa específico y exclusivo de ayudas a la mejora de eficiencia energética que se concederán a vivienda con antigüedad superior a 1996 cuando en el anterior plan se exigía a viviendas anteriores a 1981. Reducir el plazo de antigüedad en quince años  supone que casi cinco millones de edificios que antes no podían acceder a subvenciones por rehabilitación ahora sí que sean susceptibles de ser receptoras de ayudas. En este sentido, de más de trece millones y medio de viviendas (13.630.000) aproximadamente construidas antes de 1981, se pasa a más de dieciocho millones de viviendas (18.170.000) con posibilidad de recibir apoyo financiero para sus actuaciones.

Además de la antigüedad se exige que el 70% de la superficie de los edificios tenga uso residencial de vivienda. Respecto a la exigencia en el porcentaje de las viviendas que sean domicilio habitual, la nueva norma la reduce hasta el 50% de las viviendas del edificio frente al 70% que contemplaba el Plan Estatal 2013-2016. También se fortalecen las actuaciones de regeneración y renovación en barrios y zonas degradadas con especial atención a actuaciones de claro contenido social así como ayudas a  la accesibilidad para personas con movilidad reducida y mayores de 65 años que supondrán del 50% al 75% de la inversión.

Las modificaciones del Plan de Vivienda 2018-2021 suponen otro impulso más para el sector de la rehabilitación con fachada ventilada, una opción preferente en las actuaciones de mejora energética de las viviendas. Todo el equipo de Louvelia está preparado para poder ofrecer a los técnicos el mejor asesoramiento y soluciones para ayudarles a plantear los mejores proyectos de rehabilitación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recabar información tu navegación y comportamiento en el sitio web, todo ello con finalidad analítica. Puedes obtener más detalles sobre nuestra Política de Cookies y/o acceder a tu panel de configuración. más información

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recabar información tu navegación y comportamiento en el sitio web, todo ello con finalidad analítica. Puedes obtener más detalles sobre nuestra Política de Cookies y/o acceder a tu panel de configuración.

Cerrar